"Horizonte"

SkyLine Mural.jpg

144”X 48” - Oil on Canvas

Una propuesta de pintura de Ricardo Casado

Convencidos de que el arte contemporáneo se ha convertido en un discurso visual que refleja y tensa la relación de identidad de la poética en uso, lo que demuestra que las expresiones artísticas son más poderosas que las polémicas sociales, podemos apreciar cómo se ha creado un nuevo paradigma estético, que nos permite ver el arte. desde un alcance más agudo e impactante, resuelto en su amplia y diversa expresión sensorial.
 
En este sentido, observamos cómo se integra el efecto visual creado por Ricardo Casado. Nos presenta una propuesta interesante dentro de la exposición colectiva organizada por el Marquis Hotel (1100 Brickell, Miami) desde el 4 de diciembre de 2018.
 
Destaca su obra Horizonte (Skyline), un mural pictórico de 48 x 144 pulgadas, en óleo sobre lienzo. En él apreciamos cómo Casado asumió su preferencia por los formatos grandes. Lo concibe como un gran díptico en el que busca sintetizar la atmósfera externa del edificio. La concepción de esta pintura se centra en cómo formular una visión futurista de su entorno, representando lo que se podría ver en el futuro desde el piso 50 de esta sede, después de la construcción de los edificios circundantes.
 
Como elemento adicional, en la percepción formal de este mural, se utiliza una instalación de luces traseras que, cuando se activa, provoca un cambio en sus colores y, sorprendentemente, la pieza asume la apariencia de una vidriera.
 
Esta pintura se encuentra en el vestíbulo principal y parece dar la bienvenida a los visitantes que acceden a este hermoso sitio. Aquellos que deseen apreciar la sugerente interpretación arquitectónica de los alrededores de este edificio pueden venir y disfrutar de esta expresión artística única.
 
En su estética, Ricardo asume diferentes disciplinas y crea diferentes estatutos para expresarse a través de imágenes. El arte le permite traducir la representación poética de la realidad como una proyección simbólica de altas connotaciones artísticas, con una inclinación reflexiva, que trata de conmover al visitante. Esta relación mágica se basa en el potencial, el talento y la sensibilidad del autor, lo que le permite capturar y reproducir en su trabajo los diferentes detalles ambientales  de esa área.   Horizonte es una especie de equilibrio de su carrera, caracterizado por un discurso artístico amplio, diverso y riguroso, que se inserta en una cosmovisión poética impregnada por una actitud que mejora la expansión irreducible de su mundo interior, gracias a la suave plasticidad que imparte. El pigmento. Interesado en componer sus metáforas del entorno, sus características corresponden a un rastro derivado de su persistencia y obsesiones.
 
Numerosas influencias han influido en su discurso artístico, que hoy le permite describir el entorno de un área circundante dado su fértil imaginario, marcado por la recreación de la ubicación a partir de una serie de atributos, así como por la expresión de una geometría simple, que contribuye a sacudir a los visitantes desde su primer contacto visual gracias a la expresión de sutilezas, calidad y rigor, impregnada de una fina sensibilidad y un talento incuestionable.


Hortensia Montero

(La Habana, 1951) Máster en Historia del Arte, Universidad de La Habana. Graduado de la Escuela de Museología, Museo del Louvre; de Museología General Contemporánea, Universidad París I; de Documentación y Archivo, Centro de Documentación UNESCO-ICOM, París. Desde 1975 es curadora de arte contemporáneo, MNBA. Recibió el Premio Anual de Investigación Cultural 2001, 2002 y 2003, el Centro Juan Marinello y el Premio Nacional para Curadores, 2003 y 2006. Autor del libro Los años 70: Un puente para las rupturas. Profesor asistente en la Universidad de La Habana.